pencilCotizar Productosenvelopeinfo@feliperodriguez.net phone507 260-4200

Por qué cambiar el aceite de motor cada 5,000 km o cada 3 meses: 

El aceite debe cambiarse para remover los contaminantes que están suspendidos en el aceite, como son polvo, hollín, agua, ácidos, etc., y reemplazar los aditivos que son una parte importante en la formulación del aceite de motor. El aceite de motor debe cambiarse regularmente para: 
 
* Compensar los cambios de viscosidad. 
* Remover los sólidos suspendidos . 
* Remover los químicos suspendidos. 
* Compensar los cambios químicos . 
* Reemplazar los aditivos gastados . 
 
El aceite al ser expuesto a las altas temperaturas y esfuerzos dentro del motor inicia un proceso de degradación que afecta negativamente sus propiedades.

Todos los aceites se degradan y es imposible evitar este proceso. En situaciones normales de trabajo, un aceite convencional mantiene sus características aproximadamente 5,000 km, seguir utilizando el mismo aceite por períodos más largos pone en riesgo al motor ya que el aceite no es capaz de desempeñar sus funciones efectivamente.  

Vale la pena destacar que la formación de lodos en el motor o amelcochamiento del aceite es un fenómeno progresivo, que tiene que ver directamente con la falta de mantenimiento preventivo al no cambiarse los aceites y filtros en los periodos previstos. 

Otros factores que afectan el aceite y que reducen su vida útil, es la presencia de oxígeno del aire en el aceite de motor, esto hace que el aceite de vaya oxidando, reacción que se acelera a medida que la temperatura aumenta, la oxidación espesa el aceite y produce ácidos corrosivos, que afectan la lubricación. La oxidación comienza con el oscurecimiento, sigue con el aumento de acidez del aceite, y continúa con la formación de barros, carbón, y aumento de viscosidad. Estos dificultan la principal función del aceite: evitar el desgaste prematuro del motor. Si no se efectúa el cambió de aceite a tiempo indefectiblemente la vida útil del motor se reduce drásticamente. 

Otro factor importante en la degradación prematura de un aceite, es el combustible no quemado, que entra progresivamente en el carter (reservorio de aceite) con los gases de la combustión; este compuesto es químicamente inestable y reacciona con el aceite, formando barnices y espesando el aceite y consecuentemente reduciendo la lubricación. 

La forma en que se conduce también influye en la formación de lodos en el motor, un vehículo que se mantiene funcionando a baja velocidad mucho tiempo, como lo es el caso del manejo en nuestra ciudad por los tranques vehiculares, se considera manejo severo y en estas condiciones se deben acortar los periodos de mantenimiento. 

A manera de ejemplo, un motor que funciona a 3,000 rpm en carretera abierta puede alcanzar unos 100 km en una hora, mientras que el mismo motor a 3,000 rpm operando en la ciudad puede alcanzar de 25 a 40 km en una hora. Aquí podemos observar que un motor que funciona en la ciudad, se exige más hasta alcanzar el kilometraje establecido para mantenimiento, debido a esta condición severa, se deben bajar los periodos de mantenimiento. 

Vale la pena destacar que la formación de lodos en el motor o amelcochamiento del aceite es un fenómeno progresivo, que tiene que ver directamente con la falta de mantenimiento preventivo al no cambiarse los aceites y filtros en los periodos previstos. 

Otros factores que afectan el aceite y que reducen su vida útil, es la presencia de oxígeno del aire en el aceite de motor, esto hace que el aceite de vaya oxidando, reacción que se acelera a medida que la temperatura aumenta, la oxidación espesa el aceite y produce ácidos corrosivos, que afectan la lubricación. La oxidación comienza con el oscurecimiento, sigue con el aumento de acidez del aceite, y continúa con la formación de barros, carbón, y aumento de viscosidad. Estos dificultan la principal función del aceite: evitar el desgaste prematuro del motor. Si no se efectúa el cambió de aceite a tiempo indefectiblemente la vida útil del motor se reduce drásticamente. 

Otro factor importante en la degradación prematura de un aceite, es el combustible no quemado, que entra progresivamente en el carter (reservorio de aceite) con los gases de la combustión; este compuesto es químicamente inestable y reacciona con el aceite, formando barnices y espesando el aceite y consecuentemente reduciendo la lubricación.  

La forma en que se conduce también influye en la formación de lodos en el motor, un vehículo que se mantiene funcionando a baja velocidad mucho tiempo, como lo es el caso del manejo en nuestra ciudad por los tranques vehiculares, se considera manejo severo y en estas condiciones se deben acortar los periodos de mantenimiento.  

A manera de ejemplo, un motor que funciona a 3,000 rpm (revoluciones por minuto) en carretera abierta puede alcanzar unos 100 km en una hora, mientras que el mismo motor a 3,000 rpm (revoluciones por minuto) operando en la ciudad puede alcanzar de 25 a 40 km en una hora. Aquí podemos observar que un motor que funciona en la ciudad, se exige más hasta alcanzar el kilometraje establecido para mantenimiento, debido a esta condición severa, se deben bajar los periodos de mantenimiento.  

En resumen es recomendable el cambio de aceite y filtro de motor cada 5,000 kilómetros o cada 3 meses (lo que ocurra primero), ya que así evita daños internos en el motor.