pencilCotizar Productosenvelopeinfo@feliperodriguez.net phone507 260-4200

(Cada 40,000 km o cada dos años)  

Mejor desempeño y más larga vida útil de la transmisión automática. 

Un problema común que se suscita con las transmisiones automáticas son los cambios bruscos y duros debido al mal mantenimiento. Aproximadamente nueve de cada diez fallas de transmisión se deben al sobrecalentamiento y a la contaminación del aceite de transmisión, según la Asociación de reconstructores de transmisiones automáticas. 

El líquido de la transmisión automática sufre el calor, la fricción y la contaminación.

A medida que pasa el tiempo, las piezas vitales de la transmisión comienzan a cubrirse con sedimento y barniz. Según los fabricantes de fluido para transmisiones automáticas, el agregado de fluido nuevo al contaminado puede producir depósitos de sedimento y barniz que obstruyen los filtros y restringen el flujo del fluido de la transmisión. 

 

PROBLEMA: 

La mayoría de las fallas de la transmisión automática se deben al recalentamiento. 

ACEITE SUCIO 

Trans_fluids_01 

ACEITE LIMPIO 

Trans_fluids_02 

El fluido de transmisión automática se deteriora con el paso del tiempo, produciendo depósitos de sedimentos y barniz.  

Los depósitos restringen el paso del fluido, lo cual crea una situación de recalentamiento.  

El servicio convencional de drenaje y llenado de fluido de transmisión deja dentro de la turbina y del sistema hasta el 50% del fluido usado.  

El líquido remanente permanece atrapado entra las válvulas del convertidor de torque y las líneas de enfriamiento.  

El líquido de transmisión nuevo en un servicio tradicional de vaciado y llenado puede aflojar lodos y depósitos de barnices que ocasionarán problemas en los cambios o bien, fallas en la transmisión. 

El reemplazo de una transmisión automática puede costar arriba de $2,500.

Leer más...

PwrSteering_fluids

(Power Stering) (Cada 40,000 km o cada 2 años)

Los expertos recomiendan un lavado periódico o cambio del fluido de los sistemas de la dirección hidráulica. Todos los proveedores de cremalleras de dirección hidráulica refabricadas o de repuesto recomiendan el lavado de todo el sistema para extraer los contaminantes y el líquido viejo cuando se reemplaza la cremallera de la dirección hidráulica. 

Históricamente, el servicio del líquido del sistema de la dirección hidráulica siempre fue desatendido, frecuentemente debido a la falta de un método apropiado para proveer lavados o cambios de fluidos. Los métodos previos para lavar este sistema o para reemplazar el líquido de la dirección hidráulica demandaban demasiado tiempo y, por lo general, eran incompletos o ineficaces.

La desatención del servicio conlleva a reclamos por el sistema de la dirección hidráulica, que incluyen manejo insatisfactorio, dirección lenta o dificultosa y ruidos inaceptables. Estas dificultades pueden atribuirse a que el fluido está más espeso por la oxidación, se contaminó o se degradaron los aditivos con el transcurso del tiempo. El líquido que se espesó debido a la oxidación, por lo general, produce una dirección dificultosa cuando se enfría. Es muy común que se produzca el fenómeno llamado "malestar matutino". Además, con el paso del tiempo, la fuga del fluido de los sellos del sistema de dirección hidráulica puede atribuirse al deterioro del sello debido al contacto continuo con fluido degradado.

Anteriormente, el cambio de fluido se realizaba sin el empleo de una máquina, desconectando la manguera de baja presión y drenando el líquido viejo por gravedad para luego volver a conectar la manguera y llenar el depósito con el líquido nuevo. Ese drenaje por gravedad no extraía el fluido usado de las cavidades y de los conductos pequeños del sistema donde se acumula el líquido contaminado y por lo tanto, el cambio de fluido no era total.

PROBLEMA: 

  • El fluido para la Dirección Hidraúlica se deteriora con el paso del tiempo y se producen acumulaciones de barniz y sedimentos.

  • Los sistemas de Direccion Hidraúlica necesitan un mantenimiento periódico pero generalmente no se les presta atención y los problemas menores se dejan pasar.

  • Uno de los signos de insuficiente mantenimiento del sistema de Dirección es la dirección pesada o dura, especialmente cuando el fluido esta frío.

Leer más...

Por qué cambiar el líquido de freno? 

El líquido de frenos se recomienda reemplazar cada 2 años (Consulte con el manual de su auto), ya que los tipos DOT3 y DOT4 son fabricados a base de etíl-glicol y absorben humedad con el tiempo. Esto le puede ocurrir a un vehículo que es conducido unos 25,000 km al año o a otro que está estacionado en el garage, ya que la contaminación del líquido es por función del tiempo y no del kilometraje que recorra. La humedad entra al sistema pasando los sellos y a través de poros microscópicos en las mangueras. Penetra también cada vez que se abre el depósito del líquido de frenos (una buena razón para no hacerlo de manera innecesaria).

Además, la "fuerza de frenado" se transmite a través de un líquido en el interior del circuito hidráulico (el líquido de freno). Al ser los líquidos no comprimibles, la fuerza se transmite de forma instantánea y sin pérdida alguna hacia las pastillas que "se aprietan" sobre el disco de freno.

Al frenar, el rozamiento de las pastillas contra los discos puede generar un aumento de la temperatura de varios cientos de grados. Cuando el freno se acciona con frecuencia, este calor se transmite inevitablemente al conjunto del circuito y deteriora el líquido de freno. A pesar de su composición, el líquido de freno absorbe la humedad que contiene el aire, lo que reduce el punto de ebullición en proporciones importantes: de 230° C a 165° C con sólo un 3% de agua.

Conforme el líquido absorba la humedad, se adelgaza y se vuelve menos resistente al calor y la corrosión. El resultado es una caída significante en la temperatura de ebullición del líquido, la cual bajo ciertas condiciones permitirá que el líquido hierva en los calipers. Una vez que el líquido de frenos se convierte en vapor, las burbujas causan un aumento en la distancia que el pedal debe recorrer para presionar los frenos.

La mayoría de los fabricantes recomiendan cambiarlo cada 2 años (Consulte con el manual de su auto), si se pasa unos meses no pasa absolutamente nada, pero aguantar más de 3 años un líquido de frenos no es lo apropiado para un buen mantenimiento del sistema de frenos. Un líquido con más de 3 años ha perdido sus principales propiedades y obligatoriamente se alargan las frenadas.

Con los frenos NO SE JUEGA!! 

PROBLEMA:

  • Es natural que con el tiempo el fluido de frenos absorba agua.
  • El aumento del contenido de agua desciende el punto de ebullición del fluido de frenos, que puede producir falla de frenado cuando funciona a alta temperatura (como en pendientes descendientes, detenciones frecuentes y frenado violento)
  • Una mayor cantidad de agua eleva la probabilidad de que se formen depósitos de corrosión y sedimentos en el sistema de frenos.

PUNTO DE EBULLICIÓN 

DOT 3 = 205 Cº  
DOT 4 = 230 Cº 
DOT 5.1 = 260 C

Como puede observarse, cuanto mayor es el índice DOT mayor es la temperatura de ebullición. Debido a que el liquido de frenos es higroscópico, es decir, atrae y absorbe humedad (ej. del aire) se corre el peligro de que pequeñas cantidades de agua puedan llevar consigo una disminución considerable de la temperatura de ebullición (este fenómeno se denomina “desvanecimiento gradual de los frenos”.). El hecho de que el líquido de frenos sea higroscópico tiene un motivo: impedir la formación de gotas de agua (se diluyen), que puedan provocar corrosión local y que pueda helarse a bajas temperaturas. Debido a su propiedad higroscópica se ha de cerrar la tapa del recipiente lo antes posible.
Leer más...

(Coolant) (Cada 40,000 km o cada 2 años)

Impide el recalentamiento y las fallas mecánicas.

Cooling_comparisons

 PROBLEMA:

  • El refrigerante del motor se deteriora con el paso del tiempo, perdiendo la capacidad de proteger los componentes del sistema de enfriamiento contra el óxido, la corrosión y los depósitos de sarro.
  • Se acumularn depósitos de óxido y minerales en el sistema de enfriamiento. Esto lleva a una mala circulación del líquido anticongelante, calentamiento y que se descomponga su vehículo.
  • Según el Departamento de Transporte de los E.E.U.U., los problemas de sistema de refrigeración son la principal causa de fallas mecánicas de los vehículos en las carreteras de todo el país.
  • Los depósitos pueden restringir el flujo de refrigerante, limitando la eficacia del sistema de refrigeración.
  • El servicio convencional de drenaje y llenado del sistema de refrigeración deja dentro del radiador y el bloque del motor hasta el 50% del refrigerante usado.
Leer más...

 Fuel_comparisons

Eleva el desempeño y economiza combustible.

PROBLEMA:

  • Con el paso del tiempo la suciedad, el barniza, la corrosión y el carbón se acumulan, restringiendo el paso de gasolina y el aire al motor.
  • Los depósitos en el sistema de combustible ocasionan problemas al funcionamiento general.
  • Los depósitos pueden reducir la economía de combustible y aumentar la emisión de gases, así como ocasionar costosas reparaciones mayores si no se solucionan oportunamente.
  • Dificultad para arrancar
  • Inyectores tapados
  • Marcha dispareja
  • Cascabeleo
  • Pérdida de potencia
  • Poca economía de combustible
  • Aumento de emisiones.
Leer más...

Engine_dipstick

 (Cada 20,000km o una vez al año)  

La limpieza interna de motor WYNN´S CAMP reduce el riesgo de la formación de melcocha o lodo en el motor. 

  
PROBLEMA:
  • El aceite del motor se degrada con el paso del tiempo por el calor, la presión y la contaminación.

  • Los detergentes y aditivos para el aceite del motor pierden la capacidad de proteger el motor.

  • Los cambios de aceite convencionales dejan 10% a 20% del aceite usado, junto con depósitos de barniz y sedimentos.

  • Desgaste excesivo del motor.

  • Baja compresión.

  • Formación de depósitos.

  • Aumento en el consumo de aceite.

  • Operación a temperaturas más altas.

  • Costos más altos de operación y servicios.

Leer más...